La Junta aprueba la propuesta de CAAE en apoyo a los ganaderos ecológicos afectados por el incendio de Almonaster

El final de agosto ha sido trágico para el Parque Natural de Sierra de Aracena y Picos de Aroche donde han ardido más de 10.000 hectáreas, resultando afectados muchos agricultores y ganaderos. Esta situación ha sido especialmente grave para los productores ecológicos para los que el medio ambiente es su forma de vida: sin pastos los animales no pueden alimentarse, ni las abejas pueden sobrevivir.

Durante el incendio, CAAE ha realizado un seguimiento de los operadores ecológicos de la zona. Muchos han perdido animales, pastos, instalaciones y alimento almacenado (paja, grano, piensos ecológicos…). Conscientes de la situación, CAAE trasladó a la autoridad competente en materia de producción ecológica de la Junta de Andalucía dicha situación. La respuesta por parte de la administración andaluza, sensibilizada con esta problemática, no se ha hecho esperar y ha activado los mecanismos previstos en el reglamento de producción ecológica por los que se permitirá temporalmente, previa solicitud de los afectados, adoptar medidas como el suministro de alimento no ecológico o la reconstrucción de rebaños y colmenares, entre otros. Al igual que en sucesos excepcionales como la sequía, el incendio está contemplado dentro del artículo 47 del reglamento de producción ecológica, pudiendo la autoridad competente autorizar temporalmente ciertas medidas como las referidas.

Para acogerse a la excepción, los operadores certificados en producción ecológica titulares de explotaciones con REGA afectado por el incendio deberán comunicarlo a su organismo de control, utilizando la solicitud habilitada al efecto y adjuntando los documentos que evidencien la necesidad de acogerse a la misma.

Los operadores de CAAE ya han sido informados sobre el procedimiento y se espera que durante los próximos días se reciban las solicitudes para poder, en la medida de lo posible, colaborar a restaurar la normalidad en las explotaciones.

CAAE lanza un mensaje de ánimo a los productores e industrias afectadas, transmitiéndoles la importancia que tiene su labor para el medio ambiente y la actividad económica de la zona, siendo su trabajo ahora más importante que nunca para conseguir la restauración de un paraje único que, estamos seguros, volverá a recuperarse en poco tiempo gracias al apoyo de todos.